FAQ - Preguntas más frecuentes

¿Debo comprar un imán de neodimio o un imán de ferrita?

Ello depende del uso que desee dar a los imanes.
En los siguientes casos, recomendamos especialmente el uso de imanes de ferrita:
  • Presupuesto reducido
  • Temperaturas altas (80-250 °C)
  • Uso en exteriores
  • Necesidades estéticas reducidas
En los siguientes casos, recomendamos especialmente el uso de imanes de neodimio:
  • Necesidad de una gran fuerza de sujeción
  • Espacio limitado (miniaturización)
  • Necesidad de peso reducido
  • Decoración/regalo (revestimiento elegante)
Índice

Propiedades del neodimio y la ferrita


= bueno
= medio
= malo
Ferrita Neodimio
Fuerza de sujeción por volumen
Precio
Estabilidad en el precio
Resistencia a la temperatura
Uso en exteriores/corrosión
Fragilidad
Pérdida de fuerza de sujeción con el tiempo
Tolerancia estándar
Transporte sencillo
Intensidad de campo coercitivo
Estética
Peligros para niños (ingestión)
Peligros para dispositivos

Información breve sobre las propiedades de los imanes

Fuerza de sujeción por volumen

Los imanes de ferrita son mucho más débiles que los imanes de neodimio del mismo volumen (véase ¿«Los imanes más fuertes del mundo»?). En consecuencia, el neodimio es el elemento adecuado en aquellos casos en que hay poco espacio a disposición y el producto final ha de ser lo más ligero posible (miniaturización).
Mismo volumen, fuerza de sujeción diferente:
Artículo Volumen Fuerza de sujeción Peso
S-20-10-N 3,14 cm3 11 kg 24 g
FE-S-20-10 3,14 cm3 1,4 kg 15 g
Volumen diferente, fuerza de sujeción similar:
Artículo Volumen Fuerza de sujeción Peso
R-27-16-05-N 1,8 cm3 8,3 kg 14 g
FE-R-80-40-15 56,5 cm3 9,5 kg 270 g

Precio

Por un lado, la ferrita cuesta mucho menos que el material NdFeB; por el otro, un imán de neodimio cuenta, sin embargo, con una fuerza de sujeción entre 8 y 10 veces superior a la de un imán de ferrita del mismo tamaño. Si se calculan los costes por cada kilogramo de fuerza de sujeción, los imanes de ferrita cuestan aprox. entre 2 y 3 veces menos que los imanes de neodimio. Esto es así especialmente en los imanes en forma de bloque o de aro y en las grandes cantidades (en el caso de imanes en forma de disco, el precio por cada kilogramo de fuerza de sujeción es similar para ambos materiales).
Sin embargo, las ventajas en cuanto al precio solo son interesantes en aquellos casos en que no importan ni el peso y ni las dimensiones, ya que un imán de ferrita es mucho más grande y pesado que un imán de neodimio con la misma fuerza de sujeción.

Estabilidad en el precio

Los imanes de ferrita experimentan muchas menos fluctuaciones en el precio que los imanes de neodimio, ya que para su fabricación no se emplean elementos de tierras raras.

Resistencia a la temperatura

Los imanes de ferrita se pueden emplear en temperaturas que van desde los -40 °C y los 250 °C, mientras que la mayor parte de los imanes de neodimio pierde su magnetización de manera permanente cuando se ven sometidos a temperaturas superiores a 80 °C. Sin embargo, las temperaturas inferiores a -40 °C no afectan en absoluto a los imanes de neodimio.

Uso en exteriores

Los imanes de ferrita son resistentes a la corrosión y a las sustancias químicas, mientras que los imanes de neodimio no son aptos para su uso en exteriores (a excepción de los imanes de Nd de goma).
Para más información consulte ¿Se pueden emplear los imanes en exteriores?

Fragilidad

Los imanes de ferrita se pueden fragmentar si se ven sometidos a cargas fuertes en repetidas ocasiones. En cambio, los imanes de neodimio son extremadamente frágiles y se fragmentan fácilmente, lo que pueden causar lesiones al usuario o a las personas de alrededor.
Para más información, consulte las advertencias sobre la fragmentación.

Pérdida de fuerza de sujeción

Ni los imanes de ferrita ni los de neodimio pierden su magnetización de manera espontánea con el paso del tiempo. Solo las influencias externas, como el calentamiento o los campos magnéticos externos muy intensos pueden provocar la desmagnetización.
Para más información, consulte ¿Un imán se debilita con el tiempo?.

Tolerancias estándar

Los imanes de neodimio cuentan siempre con una tolerancia de +/- 0,1 mm.
El caso de los imanes de ferrita es más complejo: la altura cuenta con una tolerancia estándar de +/- 0,1 mm, el ancho y la longitud, por su parte, de un 2%, pero como mínimo 0,1 mm.

Transporte

Los imanes de ferrita pequeños cuentan más bien con un campo magnético débil y se pueden proteger de una manera relativamente fácil; los imanes de neodimio, en cambio, se deben proteger con sumo esmero antes de enviarlos.
Para más información, consulte ¿Puedo enviar imanes por flete aéreo?.
Los imanes de neodimio y de ferrita siempre deben ser transportados con una distancia de, al menos, 22 mm (nosotros recomendamos 30 mm) ya que, de lo contrario, los imanes de ferrita pueden desmagnetizarse o sus polos pueden invertirse debido a la influencia de los imanes de neodimio (véase tabla inferior).

Campo coercitivo

Los imanes de ferrita pueden desmagnetizarse o sus polos pueden invertirse debido a la influencia de imanes de neodimio más potentes (véase tabla inferior).
Las distancias mínimas entre los diferentes imanes se deben respetar durante el uso, el almacenamiento y el transporte:
Ferrita Neodimio AlNiCo Láminas y cintas
Ferrita - 22 mm 0 mm 0 mm
Neodimio 22 mm - 43 mm 30 mm
AlNiCo 0 mm 43 mm - 0 mm
Láminas y cintas 0 mm 30 mm 0 mm -

Estética

Los imanes de ferrita no están revestidos y presentan un color gris oscuro poco elegante que deja manchas debido a la fricción. Así pues, los imanes de ferrita no son adecuados para su uso en prendas de vestir, p. ej. como soportes de etiquetas identificativas.
Los imanes de neodimio, por su parte, presentan un color plateado elegante gracias a su revestimiento de níquel-cobre-níquel y no suelen perder su color haciendo un uso normal de los mismos. Por ello, son ideales como elementos decorativos o como regalo.
Manchas dejadas por un imán de ferrita
Manchas dejadas por un imán de ferrita
Bordes deteriorados de un imán de ferrita
Bordes deteriorados de un imán de ferrita

Peligros para niños

Los imanes de ferrita potentes son bastante grandes y, en consecuencia, es más difícil que los niños se los traguen. Los imanes de neodimio del mismo tamaño cuentan con una magnetización mucho mayor, por lo que pueden llevar a complicaciones graves en caso de ingestión (consulte las Indicaciones de seguridad).

Peligros para dispositivos

Los imanes pueden mermar el funcionamiento de dispositivos eléctricos como marcapasos o audífonos. Los imanes de ferrita son menos potentes que los de neodimio, por lo que es relativamente seguro emplearlos cerca de estos dispositivos. Sin embargo, se recomienda respetar una distancia de seguridad determinada en ambos tipos de imanes.